El paisaje habla y conquista por si solo (la foto de arriba fue tomada al día siguiente de esta travesía, subiendo con los medios):

Ayer fui al Cerro Pleisen (2236m), fue mi primera salida solo. Aca en Austria podés ir a un centro de esquí (el colectivo es gratis si llevás esquíes) y subir por las pistas o donde quieras sin pagar un euro. Aproveché para estrenar y probar unas botas de esquí de travesía. A mi ritmo pude subir los 800m en 1:30h, esta vez me sentí mucho mejor.

DSC00824

Dicen que el paisaje desde aca es increíble, pero no lo pude ver porque arriba de los 2000 estaba en las nubes. Con -1 solo saqué 2 fotos, quité las pieles, ajusté las botas para bajar y descansé 5 minutos. Sin darme cuentan las ajusté mucho y me mataron, asi que las fui regulando en la bajada y recién al final las sentí bien. Además, esquiar sin visibilidad (si se veian 3 metros era mucho) me mareo un poco (yo me mareo en la calesita).

DSC00821

Esta vez, a diferencia de la anterior, fui comiendo pan y dejé descansar las piernas unos minutos antes de bajar, sino se te prenden fuego. Pequeñas cosas que hacen una gran diferencia, como un buen almuerzo:

DSC00825

Antes de ir al centro de esqui, fui con Carlos y Agui (ellos me están haciendo un lugar en su casa) a un mercado de pulgas. Es increible las cosas que se pueden encontrar, desde un jean por 1 euro, hasta un par de esquíes usados por 35.

A la vuelta en colectivo pensé un poco sobre como continuar el viaje. Me gusta mucho esta ciudad, se puede esquiar y hacer travesias en el glaciar Stubai hasta junio. Es un muy buen lugar para entrenar, hacer amigos, conocer la montaña y su gente. Lo bueno de no tener un plan es que el corazón decide.

Contagiar...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone