Con un par de esquíes, piernas y pulmones, podés descubrir un paisaje como ese.

Antes de empezar a leer, te sugiero que pongas esta música de fondo. Y si te es posible, hacete unos mates también. Yo acabo de conseguir uno y lo estoy estrenando escribiendo esta historia. Ahora si comencemos.

Imaginate un lugar donde los abuelos salen a pasear y suben montañas nevadas de 2300 metros.

DSC00967

Donde la gente sale a hacer esquí de travesía con su perro.

DSC00972

Una vez, en ese lugar, al pié de la vía, me di cuenta que me había olvidado los bastones, algo fundamental para poder subir. Caminé 20 metros hasta la puerta de la primera casa y en mi mejor inglés traté de explicar que me los había olvidado. La sra. muy amablemente se dió vuelta, agarró un par que tenía en el lugar donde en Argentina colgaríamos las camperas o las llaves, me respondió en alemán y con mímicas que los deje al lado de la puerta cuando termine la travesía, porque no iba a estar por la tarde. A la vuelta se los dejé y le escribí “danke” (gracias) con almendras y pasas de uva, que era lo único que tenía para escribir.

DSC00982

Todo en este lugar para mi es una puerta hacia un nuevo aprendizaje. Como esta pendiente donde Sophie, la sra. dueña de la casa, me enseño a hacer giros cortos, dando un pequeño salto antes de girar. No pude hacer eso sin caerme, todavía tengo que seguir practicando…

DSC00980

Quisiera aprovechar a saludar a los amigos de Inicia en su campaña Incia para armar, donde nos recuerdan que al igual que la sociedad, a Inicia lo hacemos entre todos.

DSC00990

La travesía termina tomando una buena Knödel Suppe (sopa que toman los granjeros después de trabajar en el campo) junto Sophie, Rafael (hijo) y Cristian (compañero de la casa).

DSC00995

Sabés que es lo más difícil del esquí? Para mi es perder el miedo a caer. Cuando la pendiente es fuerte y está helada es como pararse al pié de un abismo. Lo más natural es echar el cuerpo para atrás. Sin embargo, para esquiar hay que inclinar el cuerpo hacia adelante, abrazar la gravedad y confiar en los esquíes, que ellos van a doblar. Si no les das el 100% de la confianza, entonces no doblan. Curioso, no?

Contagiar...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone