Esta temporada hicimos 2 travesías con luna llena. Muy pocas veces anduve por la montaña de noche, tengo que decir que es otro mundo. Es un privilegio recorrerla durante la transición del atardecer al anochecer y poder adminar el cambio de los colores y los tonos.

DSC02331

Una de las cosas que más me sorprendió fue darme cuenta que de día, cuando se llega a una cumbre, generalmente miro el paisaje y otras montañas. Y muy pocas veces contemplo los valles y lo que habita en ellos. Pero de noche, en la oscuridad, las otras montañas son apenas sombras difíciles de distintguir. Y en los valles, habitan las luces de las ciudades y los pueblos. No había tomado conciencia de toda esa vida junta en medio de las laderas.

DSC02347

La naturaleza, con su capacidad de asombro, nos regala algo de magia para vivir todos los días con lucidez y creatividad: un atardecer que nos sacude deja una huella que podemos volver a despertar en cualquier atardecer, el de todos los días, desde la ventana o el balcón de cualquier casa.

Contagiar...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone