Aprender a Esquiar en Andorra

Cuando uno empieza a tener canas, además de ir poniendose un poco más viejo, es probable que haya pasado por algún dolor, de esos que no se pueden evitar ya que son parte de la vida. En el 2013 estuve un poco apagado, por la ausencia de mi papá. Una ausencia que me gustaría, además de recordar, transformar en una nueva presencia.

Me acuerdo cuando estaba en septimo grado, él me llevo a hacer un curso de programación en basic, uno que consiguió haciendo un canje. Y unos años después, compró nuestra primera computadora para que siga aprendiendo, algo que tuvo un impacto enorme en mi vida. Son miles las cosas que se generaron gracias a esa compu.

Me gustaría que de él, de su memoria, hacer algo que sea para toda la vida, algo que me abra nuevas posibilidades. Eso para mi, hoy, es aprender a esquiar.

En Andorra tuve mucha suerte con el clima. La semana anterior a viajar había nevado muchísimo. Y la primer semana de viaje me tocó un tiempo increíble. Mirando en retrospectiva, algo que fue poco inteligente, fue no tomar clases de esquí en mucho tiempo. Así que esta vez cambié de estrategia. Mi profe fue Yoni, un pampeano que terminó viviendo en las montañas y armando una familia en estos valles.

Durante 5 días anduvimos por todos los sectores de Grandvalira. Desde EnCamp:

16034204003_f5380c3bfe_k

hasta Pas de la Casa:

16653070822_56f06a51dd_kTodos los días hacía:

  • 1 hora de ejercicios (técnica)
  • 2 horas de clase
  • 2 a 3 horas de esquí libre

La primer semana terminé MUY cansado. La segunda semana repetí el esquema, pero sin las clases. Me sentí mucho más estable esquiando fuera de pista y dejé de pasar tanto miedo en las pendientes heladas. Además de mejorar la técnica y aprender algunos trucos más, andar 10 horas copiando a Yoni me hizo aprender por imitación otras cosas: como el trazado de la huella y la posición del cuerpo.

Agradezco lo aprendido esas semanas, ya que lo puedo llevar a cualquier lado y multiplicar fácilmente compartiéndolo, me permite disfrutar más de andar por la montaña con esquíes. Y percibir esa nueva presencia en las miles de cosas que posibilitará este aprendizaje.

Contagiar...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

← Previous post

Next post →

1 Comment

  1. Te estás esquiando todo Fer, capo !!!

Dejá un comentario